Skip to main content

Nivel: 2

  1. Explica qué es necesario para ser un buen amigo. Busca, lee y memoriza 1ª Pedro 5: 7.
  2. Habla con una persona y pregúntale lo siguiente.
    • El día y mes que nació.
    • Sus animales preferidos.
    • Dos de sus colores preferidos.
    • Tres de sus comidas preferidas.
    • Cuatro cosas que sean importantes para él o ella.
    • Que tu nuevo amigo o amiga te cuente algo interesante que le haya pasado.
  3. Visita a alguna persona que no pueda salir de casa o a una persona mayor y llévale algo. Hazle las preguntas del requisito 2.
  4. Dile a una de las personas que visites cuánto te ama Jesús y que Él también les ama.
  5. Demuestra cómo puedes ser atento con tus padres haciendo lo siguiente:
    • Ayudando a limpiar tu habitación.
    • Ayudando a preparar la comida o recogiendo las cosas después de comer.
    • Haciendo tareas adicionales sin que nadie te lo pida.
  6. Di alguna cosa especial que hayas hecho por un amigo.

 

Ayuda

  1. Habla sobre las diferentes formas en las que los tizones pueden ser buenos amigos. Por ejemplo, siendo amables con otras personas, con compañeros o hermanos; llevando un vaso de agua fresca o un ramo de flores a alguien que esté enfermo; compartiendo un libro o un juego. Haz una lista mientras los niños describen maneras de ser un buen amigo en casa, en la iglesia y en el colegio. Aprended y analizad 1ª Pedro 5: 7.
  2. Haz que los tizones escriban el cumpleaños (mes y día) del nuevo amigo para que puedan enviarle o darle una tarjeta de cumpleaños o unas flores. Las preguntas están pensadas para animar a los niños a visitar a sus nuevos amigos.
  3. Anima a los tizones a que hagan algo para las personas que no pueden salir de casa (enfermos, ancianos, niños de los orfanatos, etc.). Pueden visitarles y utilizar las preguntas del punto 2 para mantener una conversación con estas personas. Sugerencias para llevar: cesta con flores, dibujo que el niño haya pintado, algún trabajo manual hecho por los niños, etc.
  4. Habla con los niños sobre sus sentimientos hacia Dios y cómo pueden expresar el amor de Jesús a otros.
  5. Anima a los niños a hacer “sorpresas tiernas” (arreglar la habitación, barrer, etc.) o encontrar maneras de ayudar en casa sin que nadie se lo pida, por iniciativa propia.
  6. Anima a los tizones a compartir sus experiencias con el grupo.
Next Post

Deja un comentario