Los Ideales de la Juventud Adventista son expresados en el Blanco, Lema, Promesa y Ley, así como el objetivo y el propósito de una organización de jóvenes Adventista en la iglesia.

Declaración de Propósito

El propósito del Departamento de Jóvenes es facilitar y apoyar a la iglesia para alcanzar, entrenar, mantener y recuperar a su juventud.

Declaración de Misión

Cristo viene pronto y queremos conectar a esta generación con Dios, capacitarla para el servicio y comprometerla con la misión de alcanzar a otros con el amor de Jesús.

El enfoque principal del Ministerio Joven es la salvación de los jóvenes a través de Jesucristo. Entendemos que el Ministerio Joven es la obra de la iglesia dirigida para, con y por los jóvenes.

Para ello JAE trabaja con los siguientes Objetivos:

1.Formar discípulos.

2. Dar a la juventud fundamentos con base bíblica que los capacitarán para desarrollar una relación duradera y un compromiso con Cristo y su Iglesia.

3. Llevar a la juventud a entender su valor personal en Cristo y descubrir y desarrollar sus dones y habilidades espirituales

4. Equipar y fortalecer a la juventud para una vida de servicio en la iglesia de Dios y en la comunidad

5. Alcanzar a los que un día estuvieron con nosotros.

6.El joven individual.

7.Comprometer al joven con su comunidad local.

8.Desarrollar un sistema de formación y capacitación eficaz.

9.Desarrollar su potencial físico conforme a nuestro estilo de vida.

 

Para cumplir con esos objetivos, los jóvenes son llamados a:

– Orar juntos

– Estudiar la Biblia juntos

– Vivir un compañerismo cristiano

– Actuar juntos en grupos pequeños para poder evangelizar

– Formarse al servicio del Maestro

– Animarse unos a otros en el crecimiento espiritual.

 

Nuestra tarea:

– Llevar a la juventud a entender su valor personal y descubrir cómo desarrollar sus dones y habilidades espirituales.

– Equipar y fortalecer a la juventud para una vida de servicio en la iglesia de Dios y en la comunidad.

– Asegurar la integración de la juventud en todos los aspectos de la vida en la iglesia y liderazgo a fin de que sean participantes integrales en la misión de la iglesia.

 

Nuestro método:

– Alcanzaremos un ministerio equilibrado incorporando la dinámica bíblica del compañerismo, entrenamiento, adoración y misión.

– Encuesta para que estemos informados de sus percepciones, preocupaciones y sugerencias.

– Innovación porque reconocemos la naturaleza siempre cambiante de la juventud actual.

– Nuestra filosofía encontrará expresión en una amplia variedad de estilos y programas de evangelismo ordenados por Dios.

– Encontraremos inspiración en la palabra de Dios y en nuestra historia, manteniendo la fe en la dirección Divina en nuestro futuro.

– Entregaremos una evaluación regular para asegurarnos que nuestro enfoque primario sea alcanzado.

 

El Blanco de la Juventud Adventista:

“El Mensaje del advenimiento a todo el mundo en mi generación” (Mt,28:18;20)

¡Qué universal y a la vez qué específico es este blanco!

– “El mensaje” es lo que los jóvenes llevarán

– “A todo el mundo” es donde los jóvenes llevarán el mensaje

– “En esta generación” nos dice cuándo será llevado este mensaje.

Este blanco requiere un amplio conocimiento del mensaje. Nadie puede dar a otros lo que él o ella no ha recibido. Se necesita más que un conocimiento teórico o un concepto inteligente del mensaje. El corazón debe conocer igual que el intelecto. Conocer y sentir el mensaje, y saber y amar la verdad: estas dos condiciones son necesarias para cumplir con este blanco.

Por lo tanto, los jóvenes adventistas no sólo deberían conocer el mensaje, que Cristo pronto va a volver, sino que sus vidas deben dar evidencia que realmente lo creen.

El Lema de la Juventud Adventista:

“El amor de Cristo me motiva” (2ª Cor.5:14)

Inspirados por este lema, los jóvenes adventistas de todo el mundo, en harmonía con el maravilloso blanco, dan un paso al frente para seguir entregando almas para Cristo. El lema, basado en 2ª Cor. 5:14, es la fuerza motivadora en el movimiento joven adventista. Sin amor solo encontramos formación y cierto fracaso. Con el mar de Cristo el éxito está asegurado porque es un amor que nunca nos va a decepcionar. Este es el amor que siempre triunfa. Avanza ante cualquier dificultad, hasta que la tarea está hecha, el conflicto ganado y la victoria alcanzada.

El Propósito de la Juventud Adventista:

“Salvar del pecado y guiar en el Servicio”

Los jóvenes adventistas pueden colaborar de cuatro formas distintas para terminar la tarea: vivir una vida consagrada, estar dispuestos a servir en cualquier oportunidad, orar por la obra de Dios tanto local como mundialmente, y apoyar financieramente para la predicación del evangelio. Entonces entran en la verdadera mayordomía dando su tiempo, sus talentos, sus medios y a sí mismos.

Citas:

“Satanás… sabe perfectamente que nadie puede hacer tanto bien como los jóvenes y señoritas consagrados a Dios. Los jóvenes, si fueran correctos, podrían ejercer una poderosa influencia. Predicadores o laicos avanzados en años no pueden tener sobre la juventud ni la mitad de influencia que pueden tener sobre sus compañeros los jóvenes consagrados a Dios” (Elena de White, Mensaje para los Jóvenes, pág. 202).

“Salvar a los niños y jóvenes de la iglesia al conducirlos, individualmente, hacia una relación de comunión con Jesús y al enseñarles a compartir, con alegría y habilidad a Cristo, entendiendo que “los que así se consagran a un esfuerzo desinteresado por el bien de otros, están obrando ciertamente por su propia salvación.” (Camino a Cristo, pág.80).