Skip to main content

Nivel: 2

  1. Descubre los principios bíblicos en los que se funda la gestión cristiana de la vida (mayordomía) respondiendo las siguientes preguntas:
    • ¿Qué dice 1 Corintios 6: 19, 20 acerca del cuidado del cuerpo?
    • ¿Qué nos dice Mateo 25: 15 acerca de la gestión de los talentos?
    • ¿Qué nos dice Colosenses 4: 5 acerca de la gestión del tiempo?
    • ¿Qué nos dice Juan 3: 16 acerca de lo que Dios nos dio?
    • ¿Qué nos dice Salmo 24: 1 acerca de quién es el dueño de la tierra?
    • ¿Qué se nos dice en Génesis 1: 26 acerca de quién es el mayordomo de la tierra?
    • ¿Qué nos dice Proverbios 3: 9 acerca de las primicias?
    • ¿Cómo sabemos que diezmo significa la décima parte? Génesis 28: 22
    • ¿A quién pertenece el diezmo según Levítico 27: 30?
    • ¿Cómo nos dice Malaquías 3: 8 que podemos robar a Dios?
    • ¿Qué nos dice 1 Corintios 9: 13, 14 acerca del uso del diezmo?
    • ¿Cómo sabemos que el diezmo es diferente de las ofrendas? (Malaquías 3: 8.)
    •  ¿Qué nos dice 1 Corintios 9: 7 acerca de la actitud que deberíamos tener al dar las ofrendas?
    • ¿Qué nos dice Mateo 6: 20 acerca de dónde guardar nuestros tesoros?
    • ¿Qué bendición se nos promete en Malaquías 3: 10?
  2. Lee e intercambia ideas con tu consejero o pastor acerca de los siguientes párrafos de “Consejos sobre Mayordomía Cristiana”: Sección IV (págs. 117 a 136); 1 y 2, págs. 15 a 21; párr. 1 y 2 pág. 69
  3. Mira qué se hace con el diezmo en tu iglesia.
  4. Averigua con tu pastor, el tesorero de la iglesia o un anciano cuál es el presupuesto de la iglesia, qué compromisos financieros tiene que enfrentar, y el propósito de cada uno de los asuntos que figuran en el sobre de diezmos y ofrendas.
  5. Mantén un registro del empleo de tu tiempo durante el fin de semana y un día de la semana. Indica en él cuánto tiempo le dedicas a los siguientes asuntos:
    • Trabajo remunerado
    • Devociones personales
    • Culto familiar
    • Lectura
    • Comer
    • Dormir
    • Necesidades personales
    • Asistir a clases
    • Estudiar
    • Clases de música
    • Práctica de música
    • Tareas domésticas
    • Culto en la iglesia
    • Diversiones
    • Televisión
    • Viajar
    • Salir de compras
    • Familia
    • NOTA: Asegúrate de que cada uno de los 3 días cumplas con las 24 horas. Después de concluir tu registro habla con tu pastor o consejero acerca de tu responsabilidad como mayordomo o gestor del tiempo.
  6. Haz una de las siguientes cosas:
    • Si tienes un trabajo remunerado o recibes regularmente una cierta suma de dinero, haz durante un mes las anotaciones necesarias para ver cómo lo gastas.
    • Si tu caso no concuerda con ninguno de los del párrafo anterior, di cómo distribuirías una cantidad de 500 euros mensuales en los siguientes asuntos:
      • Ropa.
      • Entretenimiento.
      • Efectos personales.
      • Regalos.
      • Artículos escolares.
      • Diezmos y ofrendas.
      • Salir a comer fuera.
      • Transportes.
    • NOTA: Calcula qué porcentaje de tus entradas dedicas a estos asuntos. Después de terminar tu proyecto, conversa con tu pastor o consejero acerca de las ventajas de disponer de un presupuesto y no salirse de él.
  7. Teniendo como referencia la Biblia y los libros del espíritu de profecía, determina qué instrucción se nos ha dado con respecto a la variedad y el uso de los talentos dados por Dios.
  8. Enumera tres talentos o habilidades que tengas, por ejemplo, construir cosas, mecánica, jardinería, pintura, dibujar, escribir, música, enseñar, coser, etc. Escoge uno de estos tres talentos y pon en práctica un proyecto que te ayude a desarrollar más tu talento. Tu proyecto debe seguir estas directrices:
    • El proyecto debe ser beneficioso para otros o misionero.
    • El proyecto debe constituir un objetivo nuevo que no hayas alcanzado aún.
    • Pasa al menos 5 horas planificando el proyecto.
    • Haz un informe escrito u oral a tu consejero o pastor sobre tu proyecto.

Deja un comentario