Como Jesús

By 17 abril, 2012 Devocionales

Hace tiempo leí un libro que tenía por título: “Como Jesús”. Fue una lectura agradable. Se podría resumir así: “Dios te ama tal y como eres, pero no quiere dejarte así. Quiere que seas… COMO JESÚS”

Dios quiere que tú y yo seamos como Jesús. Para ser como Jesús hace falta conocer a Jesús y para conocer a Jesús hace falta que pasemos tiempo con él. No podemos conocer a alguien por referencias, por lo que los demás dicen de él; necesitamos tiempo de calidad a solas con la persona para poder llegar a decir que lo conocemos. Ahora bien, en relación a Jesús, el conocerlo y el pasar tiempo con él significa que, de todas las horas que tiene el día, apartemos una cantidad para el estudio de la Biblia y la oración íntima.

Hoy se habla en la iglesia de Reavivamiento y Reforma: querido joven, quizás estos dos conceptos no sean nuevos para ti. O a lo mejor, es la primera vez que los oyes o simplemente no estás muy familiarizado con estas ideas. Sea como sea, lo que quiero compartir contigo es que estos dos asuntos, que son esenciales para la Salvación, no vendrán de forma automática, ni como un sentimiento pasajero, ni como algo externo a ti.

Sólo si damos parte de nuestro tiempo al estudio personal, profundo y significativo de la Biblia. Sólo si dedicamos tiempo a hablar con Dios por medio de la oración pidiéndole al Padre que nos llene de su Espíritu para poder formar parte de una generación de jóvenes que Él pueda usar para su gloria, viviremos una auténtica reforma y un reavivamiento divino.

Como dice Mark Finley (pastor Adventista): “El reavivamiento empieza por un hombre, una mujer, un chico o una chica que, de rodillas, busca a Dios. Tú puedes ser esa persona que, en las manos de Dios, pueda traer el derramamiento del Espíritu Santo en tu casa, en tu iglesia y en el mundo”.

¿Te animas?

Pastor Òscar López.